10 de junio de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. LA PIERNA TRAPO


Susana llevaba todo el día con el pie derecho dormido. Bonita faena. Justo en el viaje de fin de curso, que tenía que patearse media Barcelona y cada vez que daba dos pasos hacía aspavientos para poder sujetarse a la mochila del que tuviera delante. Lo peor es que encima la gente pensaba que era otra de las tantas borrachas matutinas que desembarcan cada verano. Un entretenimiento era Susanita. Además de que parecía que estaba haciendo el robot, chillaba ‘¡Que no estoy borracha joder!’. Pura dulzura ella. La versión ‘grijanderl’ con bailarinas. Ese verano acabarían llamándola ‘la pierna trapo’. Mucho menos cruel de lo que podía haber sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.