23 de noviembre de 2015

HISTORIAS IRREALES EN LAS RAMBLAS. TE ODIO MUCHO


Se odiaron desde que nacieron. Cuando su madre los acostaba juntos en la misma cuna, más de una vez se los encontró intentando ahogarse mutuamente o dándose una paliza con los ositos de peluche. Era un absoluto odio de gemelos desde que el esperma fue esperma, y cuando por fin pudieron abandonar el hogar paterno para no verse nunca más, cada uno tiró por su camino jurando no dar señales de vida. Pero el caprichoso destino y el malvado Wallapop quiso que volvieran a encontrarse por la mísera compra de un Cd de Rocío Jurado. Simularon cordialmente no conocerse, y al darse la mano cada uno puso su menos sutil cara de asco y repugnancia. Puag! por partida doble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.