16 de noviembre de 2015

HISTORIAS IRREALES EN LAS RAMBLAS. TE PARECES A TU MADRE


Como el roce hace el cariño, rozaba tanto con su suegra que al final terminó enamorándose de ella. Un bombazo en la familia que sentó peor que pegarle a un padre. No se sabe si fueron sus croquetas, la  bragafaja, su caída de ojos con vista cansada o el olor a naftalina de su abrigo, pero en unas vacaciones en familia no pudo evitar confesarle su amor, y claro, Conchita no dudó ni un segundo en dejar al seboso de su marido para pegarse un festival con el yogurín de su yerno. No hay nada más peligroso y cruel que una madre sin remordimientos. Bueno sí, los hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.