1 de julio de 2015

HISTORIAS IRREALES EN LAS RAMBLAS. BOOOOOOOOOOOM!!!


Ya no se llevan los hombres estatua porque son de la temporada pasada. Ahora lo que mola es ser hombre bala. El tema de la licencia está aún en un vacío legal por esto de los cambios políticos recientes (ah no, que en Cataluña siguen los mismos). Así que a eso de la media tarde colocó su cañón, encendió la mecha con un mechero de Messi y salió separado hasta Salou por lo menos. Todavía queda el agujero entre los árboles y el olor a pelillo chamuscado. El primer y último hombre bala de la historia de las Ramblas. Algo es algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.