8 de junio de 2015

HISTORIAS IRREALES EN LAS RAMBLAS. TOÑI LA RUBIA


8 de Junio. 11:18 p.m.
Ni era rubia ni se oxigenaba el pelo. Más bien era morena-oscura-casicarbón con una melena densa como la de El Puma. Su mal escogido mote se lo había ganado por la cantidad de pendientes, pulseras, colgantes de Camarón de la Isla y trillones de alianzas de oro que había ido robando a los gitanos del Raval y que paseaba en un carrito más viejo que la carreta para disimular. Ella ni era gitana ni ná, pero le gustaba el oro más que si se apellidara Montoya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.