13 de junio de 2015

BARCELONA RESPIRA


Ya es oficial: Barcelona tiene su primera alcaldesa.
No entraremos en opiniones políticas, aunque en La Plaza unos y otras teníamos ganas de que hubiera un cambio en el gobierno conservador de nuestra ciudad.
Como empresa que se dedica a la comunicación y a la creación de marcas celebramos el cambio: en nuestra opinión los últimos cuatro años en la comunicación de la ciudad han sido un desastre liderado por el pretencioso y hueco eslogan de ciudad "Barcelona Inspira" que nos han metido hasta en la sopa. Incluso lo han convertido en una cutre estatua turística en Plaça Catalunya recreando el maltratado trencadís modernista.

Al nuevo equipo de comunicación de la ciudad que resulte del nuevo gobierno nos atrevemos a proponerles algunas cosas.
1. Menos es más. No os afanéis por llenar la ciudad de mensajes y contenidos que apenas son visibles. Si moderáis el número de campañas y mensajes, haréis que estas funcionen mejor y de paso optimizaréis costes.
2. No os volváis loc@s cambiándolo todo. Heredáis una nueva web recién estrenada (intuimos que el anterior equipo nunca pensó que sería su legado de despedida). Intentad aprovecharla si es posible, mejorar su usabilidad si es posible, simplificadla y no invirtáis demasiado en dejar vuestra impronta.
3. Comunicad con empatía y si puede ser, con inteligencia. Acabad con los mensajes paternalistas y aleccionadores que han caracterizado estos últimos cuatro años. No más "esto no se hace" o "esto se hace así o asá".
4. No más "diseni". Si realmente creéis que Barcelona es una capital mundial del diseño, que toda la comunicación de la ciudad, desde su mobiliario urbano hasta los humildes pósters para las asambleas de barrio demuestren que el diseño no es poner las cosas bonitas. Que la forma y función vayan de a mano, y si no es mucho pedir, que lo hagan con conceptos inteligentes y notorios.
5 y final. Más marca Barcelona para los que vivimos en la ciudad y nuestros vecinos de rodalías, menos marca Barcelona para los turistas que llenan los bolsillos de los lobbies hoteleros (vuestra intención de revisar el acuerdo con la Fórmula 1 nos parece un buen comienzo).
No nos alargamos más.
Cuando acabe la legislatura ya valoraremos el resultado, pero lo que estaba claro es que el cambio era necesario. Como leímos el otro día a nuestro querido Juli Capella, lo que realmente teníamos era Miedo Al No Cambio.
De momento, adiós "Barcelona Inspira".
Hola #BarcelonaRespira
¡Uf!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.