9 de julio de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. CAN U REPEAT, PLEASE?


Sophie no podía creerlo. Llevaba tres días viendo la misma gente en el mismo sitio, haciendo lo mismo a la misma hora y con la misma ropa. Las palomas hacían lo mismo, los carteristas también. La mesa de al lado hacían las mismas bromas que el día anterior, y que el otro. Los repartidores aparcaban exactamente igual y repetían las mismas palabras. ¿Estaba atrapada en el tiempo? ¿O era el Día de la Marmota? ¿Era un deja vu, una cámara oculta o simplemente se estaba volviendo un poquito loca? Espantada de ir directa al manicomio paró en seco a un camarero y le pidió un por qué, una explicación (lógica o no). Y el camarero le dijo lo más amablemente que pudo: 'Señora, esto se llama rutina'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.