26 de mayo de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. SEXYLEXIA VERANIEGA


Se encharcó la plaza. Y por una vez, no era culpa de la fuente. Un olor pestilente que chapoteaba a borbotones por cada loseta. Igualita que la plaza San Marcos de Venecia, pero a la española. La gente no podía soportarlo, así que se creó la primera ola de vómitos contagiosos. Dante estaría más que orgulloso, ni él lo hubiese hecho mejor. La plaza era un auténtico escenario de pelis de serie B. Una Oda al asco que había que cortar de inmediato. Resultó ser un taponamiento de las alcantarillas por culpa de casi una tonelada de condones depositados en los desagües de los hoteles de la zona. Bendito turismo, que dejan su esperado dinero y esperma. Ya es verano en Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.