30 de mayo de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. TE QUIERO TANTO QUE TE MATARÍA


Nunca se recuerda la fecha de una ruptura. A veces es una crónica anunciada y a veces sucede por la cosa más tonta. Xavi y Laura despertaron como tantas otras mañanas, despreocupados, más o menos felices, o todo lo que se podían permitir. Dieron un rutinario paseo y Laura cometió el error de enseñarle fotos. Error por el hecho de ser Xavi, un celoso compulsivo con pretensiones de guardia civil. No se sabe qué vio en aquellas fotos o qué dedujo en un instante, pero fue la última de muchas peleas. Peleas de años, incansables, de minutos desperdiciados, de un odio tan intenso como los amores que matan. Y allí mismo murieron los fantasmas, las preguntas y las úlceras de estómago. Allí mismo fue cuando Laura sintió que había llegado al límite, que cada cana de su oxigenado pelo era una discusión con Xavi. Decidió que quería que la quisieran menos, pero con más calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.