30 de abril de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. EL NIÑO PRODIGIO


Hay gente que se pasa toda la vida intentando descubrir su talento. O no dan con la tecla, o simplemente no lo tienen. Y luego están esos iluminados que parecen haber sido tocados con una varita mágica. Desde pequeños son unos adelantados, unos niños prodigio. Pues eso debieron pensar los padres de Nacho, que aprendió a hacer coreografías al más puro estilo de Fama cuando todavía no sabía ni hablar. Lo descubrió su madre una mañana, mientras el pequeño estaba viendo la tele. El espíritu de la Zumba se apoderó de su diminuto cuerpo, y comenzó a menear su culete acolchado por el pañal mejor que los inventores del perreo. Desde entonces fue un no parar, y cada vez que estaban rodeados de gente, el niño se soltaba la melena dejando a todo el mundo perplejo. Ya tiene todo el verano completo haciendo bolos en discotecas, eclipsando al mismísimo Rafa Mora, que no baila, claro. Su madre ya ha solicitado una prueba en el próximo Tu Sí Que Vales, y una actuación en el programa de la Campos amenizando el rato a los abuelos. Quizás sea el próximo Justin Bieber, o quizás sea un remake de Joselito, sin campanera por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.