19 de marzo de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. LOS DÍAS RAROS


Esos días de luto involuntario. Cuando la gente se tiñe de negro, las terrazas saludan a media asta y las palmeras se vuelven ciprés. Son los días grises de la plaza, los aguafiestas, los impertinentes, los de la censura. Aparecen sin avisar, cuando uno está más contento o cuando hay algo que celebrar. Y entonces todo se va a la mierda. Se desempolvan las mantas y se instaura el toque de queda. Todo rebosa tristeza, incluso la fuente, que se ha puesto a llorar como una tonta dejándolo todo perdido. Son los días grises, los temidos, los odiados, los que matan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.