20 de marzo de 2014

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. LA CELDA INSOLENTE


La plaza está en guerra. Lo está y lo ha estado siempre. Es la feria de las vanidades, las envidias afiladas en forma de gritos silenciosos. La lucha por quién es la más alta, la más frondosa, la más verde o la más tropical. Se alzan prepotentes, invencibles, inmortales. Se insultan unas a otras sin piedad, intentando quedar siempre por encima. Y tan alta es su soberbia que ya no pueden bajar de esa celda inalcanzable que se han construido. El propio orgullo que las mantiene unidas y alejadas de todo. Es el precio de la impertinencia. ¡Silencio en la plaza, por favor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.