10 de diciembre de 2013

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. 2 MESIAS


En la plenitud del solsticio de invierno, comenzó lo que sería llamado la segunda Biblia. La segunda parte de una historia que marcaría a toda la humanidad como hizo la primera. Empezó tímidamente, un rayo solitario marcaba una fina línea desde el inicio de las ramblas de Barcelona hasta la fuente. Progresivamente, y con ritmo lento pero constante, fueron congregándose todos los rayos de sol sobre un par de mendigos que se sentaban en la fuente a descansar. Hasta dar como resultado un halo de luz cegadora que duró exactamente lo que dura una sonrisa sincera. La gente del alrededor que no quería sentarse al lado de los vagabundos se acercaron a venerarlos, a darles todas sus pertenencias, y a proclamarles los nuevos Mesías de este mundo tan desgastado y putrefacto que daba más melancolía que felicidad. Sabían que una nueva etapa comenzaba, y otra se cerraba. Por fin se cerraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.