28 de noviembre de 2013

HISTORIAS IRREALES EN LA PLAZA REAL. EL CLUB DE LOS 27.2


Empezaron a acordonar la zona. Sólo permitieron entrar a La Plaza a los familiares y más allegados a los recién aparecidos. Por docenas, habían salido de la fuente dejando el suelo empapado. Coches, camiones, furgonetas, helicópteros y hasta un zepelín rodeaban la escena, tratando de obtener la imagen de la exclusiva. Kurt Cobain emergió con su melena empapada, Amy Winehouse surgió del agua precedida por su característico cabello, Janis Joplin naturalmente salió con sus gafas empañadas, y Jimmy Hendrix sacudió su pelo afro y empezó a fumar una vez había salido de la fuente. El club de los 27 se había hartado de estar al otro lado del charco. Fueron viniendo amigos y familiares. Pete Doherty corrió hacia los brazos de Amy, Courtney Love tímidamente se acercó a Kurt y Monika Dannemann con lágrimas en los ojos abrazó a Hendrix. Pero no estarían por mucho tiempo. Los resucitados habían vuelto para pedir, para exigir que se dejara de comercializar su imagen. Que cada camiseta vendida con su cara, era un día más en el limbo y no podrían descansar en paz hasta que se quemaran todo el merchandising capitalista y comercial que llevara una foto suya. Que se dejara de usar su paso por la tierra con fines publicitarios. ¡Maldita sea, ya era suficiente!. Así empezó la gran hoguera negra que tardó 14 años en extinguirse hasta que no quedó ni un sólo pin en la tierra con la cara de los presentes. Ahora que su legado había sido aniquilado, su estancia en la eternidad comenzaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.