2 de julio de 2015

HISTORIAS IRREALES EN LAS RAMBLAS. AQUÍ SÍ HAY PLAYA


Las mareas de gente decidieron competir con las mareas de losetas. Pisaban con sus chanclas la espuma de la cerveza que iba cayendo de sus jarras y entre los dedos se les hacían grumos con la arena de las macetas de los puestos. La sal de las caras raciones de pescaíto frito que se servían en las mesas de las terrazas les salpicaba la cara y las gaviotas que venían desde el puerto a rapiñear todo lo que podían les interrumpían sus charlas. Las Ramblas estaban a pie de playa, una suya, propia, como todo lo made in catalonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.